Deportes
Tiempo de lectura: 3 minutos

Carta a un puta guiri

Hola, querido puta guiri, sea cual sea tu nombre, género y nacionalidad. Disculpa que te llame puta guiri, no es nada personal. Ruego que no te sientas insultado, es que por aquí os llamamos así. Nos da igual que te llames Hans, Ulrike, Petra, Olaf, William, Francesco o Antoine y que vengas de Francia, Inglaterra, Alemania o Suecia... Eres un gamba... Vamos, lo que se dice un puta guiri de los de toda la vida.

Nosotros los mallorquines somos gente celosa de lo nuestro y nos jode que vengas aquí a destrozarnos el chiringuito. La culpa de todos los males es tuya. Tú, puta guiri, eres el enemigo común que necesitamos para tapar nuestras vergüenzas, como lo fueron los judíos en la Alemania nazi, los kulaks en la Unión Soviética o los armenios para los turcos cuando decidieron cargárselos en  un genocidio del que nadie se acuerda.  Tú tienes la culpa de que suban los precios del alquiler de la vivienda, de que hayamos vendido nuestras casas de campo que se caían a trozos a los kartofell y de que hayamos urbanizado a lo bestia. Por tu culpa nos hemos enriquecido y crecido, descubrimos que en la entrepierna de las suecas había vida más allá del refajo de nuestras mujeres payesas, aprendimos idiomas, tuvimos trabajo... Tenemos un aeropuerto de puta madre por tu culpa. Y el puerto también.

Puta guiri, debes entender que molestas. A ver: ¿quién coño te dice que puedes salir del hotel, quién te ha dado permiso para alquilar un coche y rodar por nuestras carreteras? ¿Qué pasa, que en Alemania no hay carreteras que tienes que venir aquí a jodernos con la bicicleta?  ¿Y lo de jugar al golf....? Lo de las playas no tiene nombre. ¿A santo de qué te crees con derecho a tumbarte al sol y bañarte en nuestras aguas? Y si te caes de un balcón, al menos ten la decencia de no aterrizar en la acera, que la ensucias y los machurrones de sangre son más malos de quitar que aquello de «mi marido es taxista y mira cómo me trae los puños de la camisa». Anda ya a mamarla a Cardiff o a Bergen o a Hamburgo o a cualquier otro de esos sitios aburridos en los que vives gélidos inviernos de penumbra. Aquí lo que queremos es meter dos millones de inmigrantes de esos de Refugees Wellcome y a ti y a los tuyos que os den. Hemos pintarrajeado Palma —porque somos así de limpios y cívicos— con cartelitos en plan Tourists go home y ni por esas te enteras.

Además, eres un inculto que no sabes valorar nuestra historia. Mallorca, cuna del saber occidental, debería estar en los altares. Hemos aportado a la Humanidad la ensaimada, el palo con sifón, el arroz brut y Ramon Llull. ¿Qué habéis hecho vosotros, eh? Tenemos un castillo redondo y una catedral, y montones de piedras prehistóricas. ¿Qué tenéis vosotros que se pueda comparar con lo nuestro?

Te lo voy a explicar muy clarito, puta guiri. Hubo un tiempo en el te dejábamos venir porque a un señor bajito de voz aflautada, el tío Paco —al que queremos mucho porque la palmó en 1975 y no hay día en el no dejemos de hablar de él—, nos dijo que podíamos vivir solos para luego, de repente, vendernos en 1959 que debíamos poner fin a la autarquía. El tío Paco era un poco bipolar, trastorno que parece hemos heredado.  Sea como fuere, ya te sacamos el rendimiento y ahora molestas. Como nos van tan bien las cosas es mejor que te pires. Aquí de echar gente sabemos un rato largo. Echamos a los moros, a los judíos, a los yanquis de la VI flota... Con los putes forasters aún no hemos podido porque no nos homologan el barco de rejilla, pero estamos en ello. Si eso, nosotros ya iremos a verte a tu país.

Ahora vamos a por los guiris. Os vamos a plantar una yihad turística que os vais a cagar.

Puta guiri, vete a tu casa. Insisto, no te lo tomes como algo personal. Cuando las  cosas se pongan feas y necesitemos pasta te volveremos a llamar. Vienes un ratito, dejas los cuartos, agachas la mirada cuando te cruces con un mallorquín de pura cepa —o sea, de los que vinimos a matar moros o somos hijos de putes forasters— y luego te largas. Y gasta mucho y ven en febrero, que queremos desestacionalizar con turismo de calidad.

Actualizado: 14 de marzo de 2022 ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram