Deportes
Tiempo de lectura: 2 minutos

Adiós a la igualdad

Pleno del Congreso. Presentamos una moción con medidas para garantizar la igualdad en materia de salud y evitar las diferencias territoriales. Estas diferencias existen: en cartera de servicios, en gasto sanitario, en acceso a los centros de referencia y medicamentos huérfanos… El portavoz, Paco Igea pone como ejemplo al recientemente fallecido Jesús Martín Tapia, periodista de Antena 3, que denunció que si hubiera vivido en alguna de las comunidades donde se practican pruebas de detección precoz de cáncer de colon –no tuvo esa suerte- tal vez hubiera sido tratado a tiempo.

 

La Constitución y el sentido común garantizan la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos. Entre las medidas propuestas se incluyen que el Consejo Interterritorial se reúna con la suficiente regularidad para garantizar una cartera básica común de prestaciones, y asegurar una financiación equitativa que evite las actuales diferencias: recordemos que, con datos de 2015, el gasto sanitario por habitante en el País Vasco es de 1.630 €, mientras que en Andalucía es de 1.090 €. ¿Alguien puede dudar de lo razonable de la petición? Pues parece que sí: nos quedamos solos defendiéndola.

 

Lo de los nacionalistas era previsible: ellos anteponen su construcción identitaria a los derechos de los ciudadanos, incluida la salud, y cualquier iniciativa que perciben como amenaza hacia sus competencias es inmediatamente rechazada. La diputada de PDCat, hizo una intervención lírica en la que renunció a debatir los hechos, denunció el fascismo y acabó llamando “diversidad” a la destrucción de la igualdad. La diputada de Compromís excusó su apoyo invocando la violencia machista. El del PNV se erizó al oír hablar de diferencia de gasto y, pasando por alto el privilegio en financiación que supone el actual cupo, se dedicó a menospreciar al resto de comunidades por no dedicar tanto dinero como ellos a la salud. Todo esto, insisto, era previsible. No lo era lo que vino a continuación.

 

Sin duda el valor fundamental enarbolado por la izquierda es la igualdad, y por tanto esta iniciativa debería haber encontrado un sólido respaldo en ella. Pero, ay, resulta que la izquierda no es del todo ajena a los planteamientos nacionalistas. Puesta en un platillo la igualdad y los celos competenciales en otro, la balanza se desequilibró a favor de estos últimos: PSOE y Podemos votaron en contra. También el PP, por cierto, y esto da para un artículo aparte.

 

De modo que los ciudadanos que vivan en Comunidades donde es cuatro veces más probable que su parto acabe en cesárea, o en aquellas en las que a sus hijos no se les practicará un test de detección precoz de inmunodeficiencias severas, que se despidan de la igualdad y que se consuelen, como la diputada nacionalista, contemplando lo hermosa que es la “diversidad”.

Actualizado: 14 de marzo de 2022

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram