Deportes
Tiempo de lectura: 2 minutos

La necesidad de conocer a los Fisher

Parece que ahora todo el mundo está obligado a ver alguna serie de televisión. En cualquier conversación, tarde o temprano siempre acaba saliendo el ítem de las series. Y quedas como un apestado si no has visto nada, te sientes completamente desplazado. En el siglo XXI, la ficción televisiva ya no posee ningún tipo de complejo ante el séptimo arte, y sus historias tienen la capacidad de enganchar a cualquier persona de este planeta. Esto no pasaba antes con el mundo de las series. Si no piensen en cada uno de los personajes más conocidos de la ficción televisiva actual (y no tan actual): Don Draper, Walter White, Cersei Lannister, Tony Soprano…todos ellos son personajes reconocibles para habitantes japoneses, daneses, peruanos, españoles, catalanes o del Kurdistán. Porque sus sentimientos, sus inquietudes, sus miedos son comparables a los de cualquier ser humano. Sean del país, la ideología o la raza que sean.

Este verano, el fenómeno de las series me dejó bastante tocado. En mi búsqueda de “ficción televisiva de calidad”, me topé con A Dos Metros Bajo Tierra. Conocer a los Fisher y su “particular” negocio cambia por completo tu manera de ver la vida. Y no exagero, en absoluto. Jamás hablando sobre la muerte se dijo tanto sobre la vida. Nunca había visto una serie tan distinta y a la vez tan cercana a las demás, mezclando drama y comedia de una manera brillante. Ver Six Feet Under (su nombre americano) debería ser una asignatura obligatoria en los institutos, porque así la desmotivación o el egoísmo dejaría de ser una excusa tan recurrente entre los adolescentes.

A pesar de mi juventud, sé que la vida no es precisamente un camino de rosas. ¿Así que si ya lo tenemos difícil de por si en la vida, porque tenemos que ponernos más trabas nosotros mismos?. Hace un mes, entrevisté a una trabajadora social de la Cruz Roja, y su última frase fue: Vive y deja vivir. No creo que sea tan difícil cumplir una premisa como esta, a pesar de que vivimos en un país que es mucho más consecuente con sus odios que con sus amores. Sino miren lo que se ha montado en Cataluña en estos últimos meses (o mejor dicho, años). Por eso muchas veces necesito rememorar el mensaje de A Dos Metros Bajo Tierra cuando la vida REAL me supera. Si realmente desean saber cuál es ese mensaje, atrévanse a dar el paso y vean la serie. Y por si todavía no lo tienen claro, el creador de la familia Fisher es Alan Ball, guionista de la multipremiada American Beauty (ai, Kevin).

Actualizado: 14 de marzo de 2022 , , , , , ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram