Deportes
Tiempo de lectura: 2 minutos

El cupón de la ONCE 'vive' la Beata de Santa Margalida

El cupón de la ONCE del jueves, 30 de agosto, ‘vive’ la alegría de las Fiestas de la Beata, de Santa Margalida. Cinco millones y medio de cupones difundirán estos festejos tradicionales, declarados de Interés Turístico.

El cupón ha sido presentado por Joan Monjo, batle del Ajuntament de Santa Margalida, y José Vilaseca, delegado territorial de la ONCE, acompañados por Mari Carmen Soler, presidenta del consejo territorial de la ONCE Y Martí Torres, 1er Tinent de batle del Ajuntament de Santa Margalida. Al acto han acudido además los protagonistas de la fotografía (el dimoni gros, la beata), el autor de la misma y casi todo el Consistorio del Ajuntament de Santa Margalida.

Las Fiestas de la Beata, en Santa Margalida tienen lugar el primer fin de semana de septiembre. Aunque su origen es desconocido, tienen una vinculación con las fiestas que, en 1792, se celebraron en toda la isla, con motivo de la beatificación de Sor Caterina Tomàs, muy venerada en Mallorca.

Comienzan con una ofrenda floral al monumento de la santa, tras la que comienza una verbena. El domingo es el día de la Beata y, por la mañana, los demonios corren por las calles de la villa despertando a la gente con el sonido de cencerros. Después, se celebra una misa.

Por la tarde salen las parejas, ataviadas con la vestimenta tradicional de Mallorca, para ir a recoger las jarras al convento de las monjas, mientras los demonios corretean por las calles haciendo ruido con los cencerros. A las ocho sale la procesión de la iglesia, con carrozas que representan imágenes de la vida de Sor Caterina Tomàs, parejas de gaiteros y parejas llevando una jarra de las asas entre los dos.

Los demonios se las quitan y las llevan a los dos o tres demonios, que se encargan de romperlas a los pies de la chica que representa a la Beata, bailando delante de ella sosteniéndose únicamente sobre un pie. La Beata levanta la cruz y el demonio salta en seco, cuando está en el aire, tira la jarra al suelo y la rompe. Esta escena representa un pasaje de la vida de la santa, que resume una canción que dice: "Ella portava el dinar a los pobres segadors i el dimoni envejós enterra li va tirar ella el va tornar aixecar i va ser més saborós" ("Ella llevaba la comida a los pobres segadores, y el demonio envidioso, al suelo se la tiró, ella la volvió a recoger, y así fue más sabrosa").

Actualizado: 14 de marzo de 2022 , , , , , , ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram