Deportes
Tiempo de lectura: 3 minutos

ABSI tiende la mano al ayuntamiento de Palma para mejorar la situación del alquiler

La primera medida anunciada por el Ayuntamiento de Palma y que hemos conocido hoy a través de los medios de comunicación es la limitación del precio del alquiler. El nuevo equipo de gobierno ha afirmado, a través de la regidora de vivienda, Neus Truyol, que el consistorio limitará durante este mandato el precio de los alquileres mediante una modificación normativa que se realizará desde el Govern Balear.

Desde la Associació Balear de Serveis Immobiliaris (ABSI) creemos que esta medida supone un experimento que no va a solucionar la problemática del alquiler que tenemos en la capital balear y que, además, empeorarán la situación ya que muchos propietarios dejarán de percibir una rentabilidad y sacarán su vivienda del mercado por lo que habrá menos oferta.

Una medida, para ABSI, que no está estudiada porque, tal y como reconoce Truyol en los medios de comunicación, todavía no se sabe cómo se va a aplicar. "No nos podemos comparar con mercados como el barcelonés, berlinés o neoyorkino donde los alquileres están muy por encima de los precios de Palma. Sin ir más lejos, la media de alquiler de un piso de una habitación en Manhattan ronda los 2.500€ al mes. No es comparable con Palma" afirma Toni Gayà, presidente de ABSI.

Además, desde ABSI se preguntan cómo se va a regular esta limitación, cuáles van a ser los criterios, si va a ser determinante el número de habitaciones o de metros. Porque no es lo mismo un piso de tres habitación en 70 metros que uno de las mismas características pero de 150 metros cuadrados. O si, por el contrario, se van a basar en la zonificación, limitando el precio del alquiler en núcleos considerados más elitistas. En este sentido, desde ABSI tampoco se puede ver con buenos ojos el criterio ya que en zonas como por ejemplo Sa Guerreria, donde se ha invertido millones de euros en rehabilitar el barrio con construcciones de obra nueva proveniente de capital privado, conviven viviendas de lujo con otras muy modestas. Si el criterio es el lujo, ¿quién determina lo que es alto standing de lo que no lo es?

Y aun más, según la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), aprobada en marzo, en la que se especifica que un propietario está obligado a alquilar a cinco años vista, siete si se trata de una empresa, ¿qué pasará en estos casos? ¿Tendrá efecto retroactivo? ¿Se va a regular ese contrato de alquiler que previamente tiene un precio de alquiler previsto para los siguientes cinco o siete años? Según como se regule este punto, desde ABSI consideramos que habrá una gran cantidad de alquileres que se han cerrado en los últimos meses que, con los plazos estipulados que marca la nueva reforma de la LAU, no van a salir al mercado más baratos por lo que la reforma que pretende el ayuntamiento no podrá aplicarse a estos contratos ya cerrados o, de hacerse, generará un nuevo problema añadido.

Por tanto, desde ABSI, creemos que es importante que haya una preocupación por parte del nuevo equipo de gobierno en materia de vivienda y apoyamos la iniciativa de que todas las personas tengan una vivienda digna pero no vale todo y mucho menos a costa de limitar los derechos de la propiedad privada.

ABSI, que engloba un total de 40 agencias inmobiliarias, reitera el ofrecimiento hecho al ayuntamiento de Palma de contribuir en la toma de decisiones que afectan a la vivienda. "Queremos ayudar a mejorar la situación pero buscando siempre el equilibrio de todos los agentes implicados. No queremos parches que no hacen más que maquillar el problema sino políticas consensuadas que permitan aumentar la oferta de viviendas en alquiler para que el precio disminuya. Cuanta más oferta tengamos más bajará el precio por lo que es innecesario y poco social tomar medidas drásticas de limitaciones" afirma Gayà.

Desde ABSI se insiste en la necesidad de construir nuevas viviendas de Protección Oficial destinadas al alquiler social, pero se debe hacer de una manera controlada y escalonada o dar ayudas económicas a los inquilinos, incluso incentivos fiscales a los propietarios. "Para nosotros estas medidas sí promoverían una bajada de los precios por el aumento de la oferta" ha aseverado el presidente de ABSI.

Se trata de un problema complejo pero la solución no debe ser en ningún caso el intervencionismo. Por ello, desde ABSI, y como ya se ha dicho en otras ocasiones, hay un compromiso serio y real de estudiarlo y ofrecer al govern y al ayuntamiento una propuesta que ayude a mejorar la situación que vivimos. 

Actualizado: 14 de marzo de 2022 none

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram