Deportes
Tiempo de lectura: 3 minutos

Italia sube, España baja

Desde hace cuatro años, predecir lo que puede ocurrir en la política española es casi imposible. Siempre había considerado muy oportuna la equiparación que hacia entre los políticos de ahora y la sociedad líquida que predicaba el pensador Zygmunt Bauman. Sin embargo, creo que hablar de “sociedad líquida” en España es quedarse corto, lo nuestro ya es “sociedad gaseosa”.

Piensen sino en todo lo que ha ocurrido en nuestro país y en Italia a lo largo de los últimos meses. En mayo, España era el perfecto paradigma de la Europa moderna y avanzada. La ultraderecha había sacado un resultado residual en cada una de las elecciones celebradas esta primavera, mientras que la socialdemocracia volvía a tener un apoyo relativamente grande en todo el país. Algo impensable si retrocediéramos tan solo unos meses antes de las elecciones, cuando la derecha se hacía con el poder en Andalucía después de cuarenta años de liderazgo del PSOE. Al mismo tiempo, hace cuatro meses, Italia estaba considerada como la enferma de Europa. Salvini campaba a sus anchas en el Gobierno italiano, al mismo tiempo que amenazaba con adelantar las elecciones, dado que numerosas encuestas apuntaban un claro ascenso de la Liga Norte, la fuerza ultraconservadora liderada por el ya ex ministro del Interior italiano.

Sin embargo, todo comenzó a cambiar un mes después. En junio, Pedro Sánchez se reunió con el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron. A la vuelta de su viaje de París, el actual líder socialista comenzó a enumerar la interminable lista de excusas para no gobernar junto con Unidas Podemos, entre ellas el veto al líder de su socio “preferente”. Una excusa que Sánchez calculó que sería infalible para impedir cualquier negociación con el partido morado, pero que resultó fallida. Pablo Iglesias se apartó, y comenzó una negociación in extremis de parte de los dos partidos de izquierda. Una negociación que en gran parte se vio obstaculizada por la apatía de los socialistas a la hora de llegar a un acuerdo; y en menor medida también por la falta de frenada del partido morado, que volvió a anteponer el interés del partido por encima del interés de sus electores.

Ya ha llegado septiembre, y la repetición electoral ya está aquí. España va a repetir sus cuartas elecciones generales en tan solo cuatro años. Mientras tanto, el Gobierno italiano se ha deshecho de una vez por todas de Salvini y de sus políticas machistas y racistas. La socialdemocracia vuelve al poder en Italia, al mismo tiempo que los italianos recuperan el prestigio en Europa, al obtener la cartera de Economía en la Comisión Europea. El mismo prestigio que estaba destinado a obtener España hace tan solo unos meses, lo recibe ahora el país que menos papeletas tenía para recuperarlo.

Nos acercamos a unos nuevos comicios totalmente confundidos y decepcionados. La táctica de Pedro Sánchez de “macronizarse”, al pedir constantemente el apoyo a izquierda y derecha no tiene mucho sentido, ya que da a entender que al líder socialista le importa más seguir en Moncloa que llevar a cabo unas políticas u otras. Al mismo tiempo, Rivera ha visto cómo su giro a la derecha ya ha empezado a pasar factura entre parte de sus votantes. Eso explica la oferta de abstención conjunta que hizo a Sánchez en el tiempo de descuento. Un bandazo más del líder de Ciudadanos que no tenía otro objetivo que el de quitarse algo de culpa del desbloqueo que sufre actualmente nuestro país.

De aquí a las elecciones aún quedan muchas incógnitas por resolver. ¿Especificará Sánchez de una vez por todas con quién quiere pactar? ¿Cuánto afectará a Ciudadanos una repetición electoral? ¿Se verá obligado el partido naranja a pactar con el PP en algunas comunidades? ¿Si Errejón acude al 10-N, concurrirá con su partido en toda España, o solo en algunas ciudades? Mientras esperamos a que estos misterios se resuelvan, el Brexit, la sentencia del procés y mil cosas más esperan a un Ejecutivo que lleva años en funciones. No hay duda de que deberemos enmarcar en nuestro calendario el día en el que volvió la actividad política REAL a nuestro país.

Actualizado: 14 de marzo de 2022 , , , , , , , , , , , ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram