Deportes
Tiempo de lectura: 4 minutos

Pensar en España y los españoles

Superado el barrizal de insultos vertidos por la Sra. Lastra contra el Partido Popular y Pablo Casado, que ya denuncié en su momento, y ante la actual crisis sanitaria,  económica y social que está  provocando el Coronavirus, quiero expresar mi humilde y sincera opinión de lo que estimo conveniente debe hacer el PP como partido y Pablo Casado como líder de la oposición, en esta hora de emergencia nacional.

Primero.- Acudir a la llamada del Presidente del Gobierno de España, aunque sea por una mínima exigencia de educación y respeto a quien representa, desde el punto de vista ejecutivo, a los españoles; no solo para escuchar, si no para proponer acciones concretas y necesarias a emprender en esta hora dramática del devenir de España y de los españoles.

Segundo.- Proponer la reducción de la carga ministerial que supone un ejecutivo de 22 ministerios para dejarlo en 11, mas el Presidente, a saber:

            Presidente.

  1. -          Vicepresidente/a Primero/a, y Ministro/a de la Presidencia, relaciones con los cortes, política territorial y función pública.
  2. -          Vicepresidente/a segundo/a y Ministro/a de Asuntos Económicos, transformación digital, transición ecológica y reto demográfico.
  3. -          Ministro/a de Asuntos Exteriores, unión europea y cooperación.
  4. -          Ministro/a de Justicia e Interior
  5. -          Ministro/a de Defensa
  6. -          Ministro/a de Hacienda, presupuestos y portavoz del gobierno.
  7. -          Ministro/a de Transportes. Movilidad agenda urbana y agenda 2030
  8. -          Ministro/a de Educación, Universidades, ciencia e innovación, cultura y deportes.
  9. -          Ministro/a de Trabajo, seguridad social, inmigración, servicios y derechos sociales e igualdad.
  10. -          Ministro/a de Agricultura, pesca, alimentación, industria y consumo.
  11. -          Ministro/a de Sanidad.

Tercero.-  Solicitar unificar el presupuesto de sanidad y servicios sociales para optimizar al máximo los recursos y aplicar los mismos a las necesidades imperiosas de emergencia nacional, provocadas por el Coronavirus; y no a gastos superfluos de promoción personal, propaganda y despilfarro de estructuras improductivas.

Cuarto.- Exigir dotar de todos los medios materiales y humanos necesarios al colectivo sanitario, auténtica infantería en la primera línea de lucha contra el coronavirus, para minimizar al máximo el efecto de contaminación y transmisión del virus entre los vocacionales y eficaces profesionales de la salud, por causa de la falta de protección.

Quinto.- Proponer acordar  un presupuesto de contingencia de gasto y emergencia Nacional para el ejercicio 2020 y 2021, con dos columnas vertebrales:

  • a) Cubrir las necesidades, tal como ya hemos dicho, materiales y humanas, en el terreno de la sanidad y los servicios sociales, con especial incidencia, en este último campo para salvaguardar la vida de nuestros mayores, implantando una política activa y efectiva de vigilancia y control de las residencias y centros de la tercera edad,  así como de  asistencia a las personas mayores que viven solas en sus respectivos domicilios. Solo así evitaremos, si se produce un rebrote de la pandemia, que este afecte de forma despiadada al colectivo de la tercera edad como ha ocurrido hasta la fecha.
  • b) Disminución de las cargas impositivas a la pequeña y mediana empresa, así como como al colectivo de autónomos, decretando una amnistía fiscal para todo tipo de cargas laborales e impuestos, durante un periodo de 6 meses.

Solo así, el tejido empresarial y laboral (pequeña y mediana empresas, y autónomos) podrá amortiguar el duro impacto económico que provoca el confinamiento total de la población.

Sexto.- Acordar destinar todas las partidas presupuestarias imputadas al cambio climático a emergencia sanitarias, sociales y económicas.

Séptimo.- Proponer y acordar eliminar cuantas partidas presupuestarias de gasto público, cuyo fin no sea sanitario, protección social y rescate económico, que se encuentran imputadas a subvenciones improductivas, duplicidades administrativas, fundaciones, partidos políticos, sindicatos y patronales por un periodo de dos años (2020 y 2021)

Octavo.- Como hecho ejemplarizante – simbólico si se quiere-, de gran valor político y de responsabilidad ante quienes más sufren y sufrirán las consecuencias económicas, acordar establecer un tope máximo de 2.500€ al mes de sueldo a todos los cargos públicos, así como la reducción del 50% de pluses adicionales a sus retribuciones ordinarias.

Noveno.- Exigir Poner en marcha el Plan de Estrategia Nacional, aprobado por las Corte Generales en diciembre de 2017, en especial lo referido al capítulo cuarto del mismo referido a “epidemias y pandemias”(pág. 74), junto con las medidas de prevención que en dicho plan se proponen (pág 114-115).

Décimo.- Acordar someter a debate y aprobación de las Cortes Generales EL PLAN DE EMERGENCIA NACIONAL, que resulte de las reunión previas, en sede parlamentaria, entre los partidos con representación parlamentaria, sindicatos y patronal, tal como se hizo con los Pactos de la Moncloa en 1977.

No es hora de batallas partidistas. No es hora de pasar cuentas por las muchas y variadas responsabilidades que por negligencia ha tenido, o podido tener, el ejecutivo del Sr. Sánchez. Es hora de la unión, la colaboración, de estar al lado de los que luchan en primera línea: sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, policía local, ejercito, y tantos y tantos otros que arriesgan su salud para garantizar la nuestra, desde las cajeras de los supermercados a los transportistas.

Es hora de pensar única y exclusivamente en todos y cada uno de los españoles, que es tanto como decir, es hora de pensar en España, como valor supremo que nos une y acoge a todos.

Es hora, en definitiva, de actuar individualmente y colectivamente con responsabilidad y solidaridad, cumpliendo cada uno con nuestro deber. Es hora de hacer realidad la expresión de Jon F. Kennedy: “No preguntes qué pude hacer tu patria por ti. Pregúntate qué puedes hacer tu por tu patria”. En estas circunstancias, mi particular lema sigue invariable. Lealtad, siempre; colaboración, cuando se requiera; silencio y mordaza, nunca. Es la hora de pensar en España y los españoles

Actualizado: 14 de marzo de 2022 , , , , , , , , ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram