Deportes
Tiempo de lectura: 4 minutos

Air Europa opera el vuelo más sostenible de su historia

,
  • La aerolínea se suma al desafío lanzado por la alianza SkyTeam para adoptar soluciones tendentes a reducir el impacto ambiental del sector y avanzar de forma conjunta hacia un futuro sostenible

  • Segregación de residuos y reducción de plásticos a bordo, menús sostenibles con productos kilómetro cero, ruta eficiente y facturación online fueron algunas de las medidas aplicadas

  • La aerolínea desarrolla de manera habitual en su operativa buena parte de las soluciones ambientalmente responsables activadas en su vuelo más "verde”

Air Europa realizó el pasado viernes su vuelo más ecológico con la mira puesta en la adopción continua de soluciones medioambientalmente sostenibles que permitan acelerar la innovación responsable y conduzcan a reducir el impacto de la aviación en el entorno. Esta iniciativa se enmarca en el desafío “The Sustainable Flight Challenge” (El Reto del Vuelo Sostenible) que la alianza SkyTeam ha lanzado a sus aerolíneas asociadas. La finalidad es que el sector acelere la innovación y el cambio reduciendo al máximo el impacto en el medioambiente. Dicho reto consiste en una competición amistosa entre las compañías de la alianza, que pueden participar hasta en 14 categorías diferentes a través de la aplicación de soluciones de responsabilidad avanzadas con el objetivo de que las más exitosas se lleven a la práctica de forma constante, siempre que sea posible, para avanzar sin comprometer el medio ambiente.

El vuelo más sostenible de Air Europa se operó el pasado 6 de mayo entre Madrid y Gran Canaria con un Boeing 787-9 Dreamliner. La aerolínea adquirió biocombustible producido a partir de aceite vegetal en la refinería de Petronor en Bilbao, como una de las medidas destacadas para evolucionar en la descarbonización del sector. El avión empleado, con capacidad para 339 pasajeros, es uno de los modelos más eficientes del mercado, capaz de reducir en un 20% tanto las emisiones como el consumo de combustible gracias a su aerodinámica y tecnología más innovadora. Además, el Boeing 787-9 reduce también su impacto acústico en un 60%, lo que supone aminorar de forma notable el ruido en las poblaciones cercanas a los aeropuertos.

La operativa de este vuelo, para el que se trabajó en su ruta más eficiente y que contó con tripulación paritaria, incluyó también un procedimiento en tierra más sostenible. Groundforce, empresa de servicios aeroportuarios de handling, utilizó sus vehículos dotados de la última tecnología para todas las operaciones de tierra que rodean la salida y la llegada de un vuelo. Por su parte, Enaire colaboró en la realización de los procedimientos del ascenso y descenso continuos, así como en la trayectoria más óptima para un eficiente consumo de combustible y, por lo tanto, una reducción notable de las emisiones de CO2.

A bordo, Air Europa activó muchas de las prácticas sostenibles que ya son habituales en su operativa. Una de ellas fue el uso de materiales biodegradables, como fase previa a la progresiva y total implantación del “plástico cero a bordo”, así como la correcta segregación de residuos, medida que la aerolínea aplica desde 2006 no solo en sus oficinas, sino también en todos sus vuelos. Durante la operativa, se ofreció un menú sostenible y saludable, elaborado con productos de temporada y de kilómetro cero, con los que se refuerza el cuidado del medio ambiente y se potencia la economía circular.

La aerolínea, que invitó a los pasajeros a efectuar el check-in online, hizo partícipe a los pasajeros repartiendo a bordo una encuesta de satisfacción y utilizando para ello papel de usar y plantar, con el que posteriormente se creará un pequeño jardín en la sede de la compañía.

Cabe recordar que Air Europa, en su compromiso con un crecimiento económico respetuoso con el medioambiente, ya aplica múltiples prácticas que le han permitido mejorar la eficiencia de sus vuelos y cumplir con el objetivo estratégico de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) de reducir un 2% anual el total de emisiones de gases de efecto invernadero. Entre ellas se encuentra la creación de una aplicación de datos de los consumos de combustible y las emisiones asociadas; la implantación del proyecto Electronic Flight Bag; la creación de un comité de combustible periódico o la participación en grupos de trabajo del sector aéreo.

Adicionalmente para la operativa de su vuelo más ecológico, Air Europa involucró y trabajó de manera conjunta con proveedores y gestores de navegación aérea y aeroportuaria, que mostraron su total y absoluta predisposición para mitigar las consecuencias del cambio climático desde el ámbito de la aviación comercial.

Inspirado por las competiciones aéreas que unieron Melbourne y Londres en 1934, “The Sustainable Flight Challenge” busca unir al conjunto de la industria aeronáutica para tomar medidas inmediatas a través de la innovación. El propósito es reducir el impacto de la aviación en el medio ambiente y difundir ideas transformadoras que puedan compartirse con el resto de actores del sector. De esta manera, se pretende contribuir a dar soluciones a la industria para reducir la huella de carbono y el impacto medioambiental.

Actualizado: 10 de mayo de 2022

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram