Deportes
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los cambios pactados en la nueva Ley Turística quieren acelerar el cierre de hoteles de baja categoría y obsoletos

, ,

Cerrar hoteles obsoletos y de 1 o 2 estrellas es el principal objetivo de los cambios consensuados por los partidos del Govern y El Pi en la futura Ley Turística. Los hoteleros apoyan este pacto ya que no perderán plazas turísticas.

Facilitar la conversión de los hoteles que ya han finalizado su vida útil, también los de 1 o 2 estrellas y los hostales, en nuevas viviendas, residencias de la tercera edad o, incluso, oficinas, es el principal objetivo de las enmiendas a la Ley Turística que se van a introducir en el trámite de comisión parlamentaria.

Una iniciativa que tendrá los votos a favor de los socialistas, MÉS per Mallorca y Unidas Podemos desde el Govern y El Pi desde la oposición.

La condición que se va a exigir a los hoteleros que cierren estos establecimientos obsoletos es que el 50% de las nuevas viviendas sean de protección oficial y respeten las normas urbanísticas del lugar en el que están ubicados.

A esta posibilidad también podrán acogerse los propietarios de solares calificados como turísticos, pero en los que nunca se haya construido ningún hotel. En este caso, deberán destinarse a viviendas sociales el 30% de los nuevos pisos.

En ninguno de los dos supuestos podrán destinarse ninguna de las nuevas viviendas a alquiler vacacional.

Las plazas hoteleras de los hoteles que sean reconvertidos podrán ser traspasadas, aunque siempre a establecimientos de 4 o 5 estrellas.

Asimismo, los hoteles obsoletos también podrán ser derribados y convertidos en viviendas.

Los trabajadores de los hoteles que se reconviertan no perderán sus empleos, ya que obligatoriamente deberán ser subrogados en otros hoteles de los mismos propietarios o en otros puestos laborales.

Uno de los puntos más criticados por los hoteleros de la Ley Turística era el límite a las reformas de los establecimientos que aún no se han modernizado, el 38 por ciento de la planta. De acometer estas obras, perderían plazas turísticas.

Con el nuevo pacto político, y a iniciativa de El Pi, esta reducción no afectará a los hoteles de menos de 150 plazas y se modula en el resto.

Además, los hoteles ubicados en edificios históricos no tendrán que cambiar sus camas históricas actuales por elevables, para poder conservar la estética y personalidad de sus habitaciones.

Unidas Podemos, sin embargo, insiste en que a este pacto le faltan medidas que obliguen a los establecimientos a utilizar energías renovables.

Asimismo, el Govern quiere incluir en el pacto, además de al Pi, a Ciudadanos, con lo que PP y VOX quedarían fuera del consenso.

En mayo del año 2020, en plena pandemia, el Govern aprobó un decreto que contenía propuestas similares a estas y que pretendían incentivar el cierre de establecimientos turísticos obsoletos. Ningún hotelero se adhirió a ella.

Actualizado: 15 de mayo de 2022

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram