Deportes
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los delincuentes hacen su 'agosto' en las zonas turísticas de Baleares

,

El regreso de la plena actividad turística en Baleares ha permitido recuperar el principal motor económico de las Islas: vuelven los turistas, se recuperan las conexiones aéreas y los establecimientos hoteleros registran muy buenas cifras de ocupación.

Pero la recuperación del turismo también conlleva que las principales zonas turísticas se vuelvan a convertir en el lugar perfecto donde los delincuentes aprovechan para hacer su ‘agosto’.

Sin ir más lejos, en estos últimos días, agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han intervenido en zonas donde se concentra el turismo de borrachera como la calle del Jamón en el Arenal y Punta Ballena en Magaluf.

En concreto, la Benémerita ha desmantelado un punto de venta de sustancias estupefacientes muy activo en la zona de Punta Ballena ubicado en un almacén adyacente a una planta baja situada en la misma calle en el que se decomisaron 226 dosis de cocaína y 244 de MDMA.

Por su parte, un operativo entre la Policía Local de Palma y la Policía Nacional denominado ‘Operación Container’ ha permitido mandar a prisión a ocho miembros de una banda de senegaleses dedicados a la venta de droga a turistas que escondían en contenedores de basura y otros espacios de la vía pública, hallando 90 bolsitas de cocaína y más de 300 pastillas de MDMA, así como hachís y heroína.

También los aeropuertos de Baleares, principal puerta de entrada de los turistas que nos visitan, se han convertido en un punto atractivo para los delincuentes.

Precisamente, para tratar de cortar las alas a los carteristas y traficantes, el municipio de Calvià cuenta con una unidad de élite de la Guardia Civil. Se trata de los Grupos de Reserva y Seguridad que visten de negro y llevan boina y van armados con fusiles y pistolas cuyo principal objetivo es garantizar la seguridad de los turistas y residentes.

De hecho, la Guardia Civil ha detenido a un ciudadano alemán que se aprovechó de las aglomeraciones que se forman en los controles de seguridad del aeropuerto de Palma para robar un reloj Rolex valorado en 12.000 euros propiedad de un turista sueco.

Tras la denuncia del pasajero, los agentes lograron encontrar al sospechoso que sustrajo el reloj de alta gama de una bandeja del control de seguridad a los pasajeros. El ladrón ocultó el reloj entre su ropa, sin embargo, la Benemérita logró recuperar el reloj sustraído y devolvérselo a su propietario.

También en el control de salidas, pero del aeropuerto de Ibiza, la Guardia Civil ha identificado a una pasajera colombiana que llevaba en su maleta hasta 13 teléfonos móviles de alta gama. La mayoría de ellos habían sido sustraídos de diferentes discotecas de la Isla y sus propietarios habían denunciado su robo.

Actualizado: 21 de junio de 2022 , , , , , ,

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios

Enviar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

magnifiercrossmenuchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram